jueves, 16 de septiembre de 2010

५६

la mirada es el lenguaje del corazón

En el viaje perdí una pulsera de plata preciosa que mi madre me había regalado. Cuando estaba estudiando fuera fueron a hacerme una visita un finde; cada año me solían hacer un par al menos. Esa vez mientras estábamos de compras mi madre decidió regalarme esa pulsera como recuerdo. Me encantó. Casi desde entonces no me la he quitado, nunca. De esto hace ya unos 6 años. Me fastidia mucho perder este tipo de cosas por eso, por el valor sentimental que tienen. Y más si era suyo; cuando llegamos a España y la llamé se emocionó llorando al saber que ya estábamos más cerquita de ella. Son las cosas que la hacen única y te encogen el corazón.

Del viaje no traje muchas cosas, más que nada porque ya se encargaron las que tenían que decorar sus casas de que no viniéramos de vacío. Un par de cosas para la gente allegada y que aprecio. Me ilusionan esos detalles. A veces me cuesta entender como alguien no puede tener alguno con otra persona cuando sabe que puede darle la felicidad o al menos un momento agradable. No sé si es por egoísmo o porque realmente no sabemos querer o porque somos tan distintos. Y no sólo material, que a veces una sonrisa o una simple llamada vale más de lo que llegamos a imaginar.

Llueve y hay tormenta. Es raro, pero me gusta, sobre todo el olor a tierra húmeda. Como oír el agua caer y esta canción...


5 comentarios:

Tanais dijo...

Imagino el disgusto que te has llevado al perder la pulsera, lo entiendo perfectamente. Y ahora te hago una pregunta, sabe ella todas estas cosas que pones en el blog? imagino que si, que se lo dices cada día y se lo demuestras con hechos. Yo por ejemplo no demuestro las cosas como debería. Tu sabes por qué te digo esto. Sois increibles las dos, en serio. Dale a tu mami un besazo enorme de mi parte, pero daselo, eh? jajaja

En cuanto al segundo párrafo, menos mal que al final lo has arreglado diciendo que no solo lo material jajaja, me había asustado porque parecía que te refrías a lo material unicamente ya que estabas hablando de los regalos.

En mi caso te puedo asegurar que me importa un comino lo material, jamás espero nada de nada en ese sentido, y te lo digo con toda la honestidad del mundo, hay cosas que valoro más, que esté ahí, que me ofrezca su amistad, etc

Un saludo!

Malahe dijo...

A lo que venía a referirme era a eso, que no son cosas materiales, al revés, detalles de estar ahí, sentir cariño etc. Siento haberlo expresado mal y que dé esa impresión! Me importa poco lo material, al valor de las personas se demuestra día a día y no con cosas, sino con hechos.

Muchas gracias por la precisión guapa! :)

Besotes

Tanais dijo...

Yo te conozco y sé como eres pero el post podría llevar al equivoco cuando has dicho que no solo te referías a lo material. Por eso me ha extrañado.

;)

Isabel dijo...

Pues, yo lo entendí en el sentido de que tú explicas, digo lo de lo material. No tiene ninguna importancia es lo que con ello tratas de decir a quien lo regales y es lo que la persona que lo recibe siente en el momento. Porque la sorpresa es la mejor de las emociones que se puede causar.
Un saludo.

Mae dijo...

oooo, si que se siente mucha rabia cuando pasan ese tipo de cosas.. Yo perdí un sello (mas feo que picio, que to hay que decirlo) que me regaló mi tía. PEro es que nos fuimos mi primo y yo al campo con unos 12 ó 13 años y nos dió la vena verde. Nos dedicamos a quitar arbolitos que estaban saliendo cerca del borde de la carretera y plantarlos en lugar seguro... POr supuestísimo, regándolos con saliva.. (que asco, ajaja)
Pues en uno de esos transplantes se quedó mi sello, y bueno, aunque a mi no me hacía mucho tilín, me dio una pena teremendísima por mi tia, y me sentí regular solo durante mucho tiempo. Y es una cosa que recuerdo mucho... pa que veas.
Pero tu no te preocupes...
El otro día leí, aunque no tenga nada que ver, una frase que me impactó mucho..
Si necesitas guardar cosas para acordarte de mi, es porque piensas que puedes olvidarme Algo así....

En fin, que me lio, y no callo...

QUe muchos besos.
Por cierto, estoy preparando un post que te va a gustar...

Besos cielo.